BMW presenta su sistema de carga por inducción para motos eléctricas

BMW sabe que la movilidad eléctrica es el futuro y por eso sus ingenieros no dejan de pensar en el desarrollo de soluciones tecnológicas que solventen algunos de los problemas que se encuentra el sector. Y sin duda el principal impedimento para la expansión de los vehículos eléctricos está en la falta de autonomía de estos. Una moto eléctrica o un coche eléctrico necesita de puntos de recarga en cada “x” km para poder subministrar la energía que necesiten. Por eso BMW presentó el pasado año una nueva forma de cargar el coche mediante una placa de inducción. Y ahora hacen lo mismo con la moto eléctrica.

La moto que viene: la BMW eRoadstarter

En BMW Motorrad están desarrollando una nueva moto eléctrica. Recientemente hizo una presentación sobre como se vería, sobre el concepto. Pero aún falta mucho para que la veamos en el mercado. Se trataba de la BMW eRoadstarter Concept y lo que mostró la marca alemana durante la presentación fue una moto deportiva de altas prestaciones y que significará una pequeña revolución en el sector pues será capaz de acelerar de 0 a 100 en 2’9 segundos.

Pero esta moto no llegará al mercado hasta que no disponga de una autonomía de al menos 200 km. Y para que eso suceda la red de infraestructura de puntos de recarga de baterías debe estar más extendida a lo largo del territorio. Según el jefe de desarrollo de BMW Motorrad, Christoph Lischka, esta situación se podría dar a principios del 2021. Tendremos que armarnos de paciencia.

El sistema de carga por inducción de BMW

Mientras tanto, pero, los ingenieros de BMW siguen investigando en el desarrollo de este sistema de carga de baterías por inducción. Hace año y medio ya presentaron su placa de inducción para sus coches híbridos enchufables al gran público. El concepto de carga por inducción se traducía en una base conectada a una fuente de alimentación sobre la cual se ponía el coche (de momento, solo para el BMW serie 530e) y la cual emitía campos electromagnéticos que cargaban el coche sin necesidad de que este estuviera enchufado a nada.

Este Groundpad se debe instalar siempre en el puesto donde el coche pasa el mayor tiempo aparcado. Y si este se deja en el exterior, no pasa nada, pues resiste las inclemencias del tiempo y funciona en la mayoría de las condiciones climáticas. Esta base de carga tiene una potencia de 3.2 kW y en horas y media carga el 85% de la batería del automóvil.

La patente para motos eléctricas

Ahora han vuelto a hacer lo mismo, pero para motos eléctricas. Recientemente han presentado la patente que muestra como sería el sistema de carga de inducción para estas. Tal como muestran las imágenes, se trata de un sistema de carga inalámbrica que se transmite a través de la pata de cabra de la moto. En el pie de la pata se instala un sensor de carga por inducción que, al entrar en contacto con la base, previamente conectada a una fuente de alimentación, esta transmite la energía que el sensor recibirá.

¿No es un sistema de carga bien sencillo? Dejas apoyada tu moto sobre el Groundpad conectado a la red, en tu parking y durante toda la noche, y a la mañana siguiente puedes disponer de tu moto 100% cargada para tus trayectos urbanos.

Pero, como ya hemos dicho, esto aún tardará un tiempo largo a que lo veamos. Al menos hasta que la BMW eRoadstarter empiece a rodar. Pero al menos la marca bávara si que ya tiene en el mercado la BMW C Evolution. ¡Descúbrelo!