Silence quiere conquistar Europa

Silence, el fabricante de motocicletas eléctricas, da el salto al mercado europeo tras liderar el sector de las dos ruedas en España. Ahora, la marca con sede en Barcelona, sale a la conquista de mercados tan poderosos como el de Francia, UK, Italia y Alemania.

La apertura de esos nuevos mercados irá de la mano de importadores y distribuidores –todavía no definidos- que apuesten por la movilidad eléctrica como una opción de movilidad urbana real.

Según Carlos Sotelo –fundador y CEO de la compañía- “como marca líder queremos tan solo empezar en estos nuevos territorios yendo de la mano de los mejores”.

2019, el año de los particulares

2018 fue el año de la S02 y de la consagración de Silence como referente para flotas de dos ruedas eléctricas. Con clientes como Correos, TelePizza, Domino’s y motosharings como Acciona o Scoot, Silence dominó el mercado de empresas. 2019, sin embargo, promete ser el año del particular. Con su S01, una moto eléctrica con prestaciones de 250cc y batería extraíble “tipo trolley”, algo que le facilita al cliente el transporte de la batería.

Con este lanzamiento, el catálogo de Silence ya cuenta con tres modelos. La S01, dirigida a particulares; y la S02 y S03 de dos y tres ruedas respectivamente, dirigidos a flotas. Teniendo en cuenta este nuevo mercado y el auge de la movilidad eléctrica, Silence está abierto a cualquier tipo de colaboración que permita que las grandes capitales cuenten con medios de transporte cero emisiones.

Tanto la reciente incorporación de la S01 como la expansión a nivel europeo tienen como objetivo aumentar la producción y, por lo tanto, la facturación de una empresa que se encuentra en auge.