UBCO FRX1, de bici eléctrica a moto eléctrica

La fina línea que separa las bicicletas de las motocicletas hace que se hayan dado casos en que fabricantes retoquen cuatro detalles de sus bicis para que se transformen, por arte de magia, en motos urbanas o de montaña. Así ha sucedido con la casa UBCO con su modelo más evolucionado, la bici eléctrica FRX1.

FRX1, una bici eléctrica demasiado motorizada

La marca nueva zelandesa se ha dedicado principalmente a producir bicicletas de todo tipo. Pero ahora ha transformado la FRX1 en una moto eléctrica cambiando un pequeño detalle: han quitado los pedales por unos reposapiés. UBCO se encontraba con un pequeño problema con la bici FRX1. Se consideraba que estaba fuera de la homologación para ser considerada una bici eléctrica al tener un motor eléctrico de 15kW (20CV). La bici no podía ir por carretera, pero sí que tenía el permiso para ser considerada como una bicicleta eléctrica de montaña, para que fuera por el campo. Los pedales eran funcionales y al impulsarlos, el motor eléctrico comenzaba a asistir al ciclista en su esfuerzo, aunque también podía ponerse en marcha a través de un acelerador.

Prestaciones más de moto eléctrica

La UBCO FRX1 como bici eléctrica fue presentada hace medio año y ya desde el primer vistazo nos dimos cuenta de que se aparecía más a una motocicleta que a una bici eléctrica de campo. Lo que hacía tan diferente esta bicicleta eléctrica era su propia configuración más propia de una moto eléctrica. No solo se trataba su motor eléctrico de imanes permanentes de 15 kW de potencia punta, sino también de su sistema de transmisión. El motor se sitúa en el centro del cuadro, en el punto donde gira el basculante trasero y no en el eje del pedalier. Por eso la transmisión actúa a través de una doble cadena con 9 engranajes reales que se sitúan entre el eje pedalier y el motor. En cambio, sobre la rueda trasera solo se aplica un engranaje, en la cual se aplica los 290 Nm de par del motor eléctrico. Estos componentes están encima de un cuadro tubular de aleación 7027. De este cuadro salen unos amortiguadores de 250 mm de recorrido tanto por la parte delantera como para la trasera.

El paso a moto eléctrica

Con todos estos elementos, la sofisticación de esta bici eléctrica daba para mucho más. Así pues, el paso a moto eléctrica no sorprende. En la última actualización, definitivamente han sustituido los pedales por dos reposapiés para el piloto. Así pues, la nueva motocicleta eléctrica FRX1 tiene una potencia de 80 km/h de velocidad punta, que combinada con su ligereza (60 kg), es ideal para aquellos corredores de trial. Y con un batería de 2’2 kWh de capacidad podrá recorrer hasta 100 km sin recargar. Además, con su sistema de frenado regenerativo su autonomía aún mejora más, sobre todo en aquellas bajadas con más pendiente.

Las primeras unidades de la actualización de la UBCO FRX1 comenzarán a producirse a finales de este año. En Estados Unidos el precio será de 8.999 dólares. UBCO está expandiendo su red de concesionarios en toda Europa, pero aún no se sabe el precio de venta.