Gogoro: el scooter eléctrico definitivo

Presentado durante el CES de Las Vegas, este planteamiento de movilidad urbana -creado por ex ingenieros de la firma taiwanesa de electrónica de consumo HTC- tiene visos de encontrar su hueco en el mercado. Gogoro, además de tener un sospechoso parecido con el concept scooter que Smart presentó hace años,  incorpora un abanico de soluciones que ya habían sido exploradas.

gogoro-scooter

A nivel de diseño, sus líneas de suave transición y limpias superficies de inspiración orgánica, -aunque de manera más evidente el tren delantero monobrazo y las estriberas escamoteables en la carrocería-, no hacen más que recordar al desaparecido scooter que Mercedes Benz quiso incorporar a su catálogo de vehículos ‘electric drive’. Similitudes al margen, impresiona el nivel de refinamiento de todas las partes que lo componen para ser un prototipo.

smart_electric_drive_electric_scooter

Conceptualmente, Gogoro hereda la idea del proyecto Aquiles -llevado a cabo por un consorcio de empresas españolas- que consiste en incorporar baterías modulares en forma de cartuchos extraíbles, que se encuentran en armarios cargadores ubicados en lugares estratégicos. Battery swapping o cambio rápido de baterías aplicado a un tipo de vehículo que facilita enormemente su implantación. Cada estación o armario GoStation tiene capacidad para almacenar y recargar 8 módulos, costaría unos 10.000 dólares y sólo necesitaría una toma de corriente para funcionar.

Volviendo a la concepción del vehículo, sorprende la contradicción de una filosofía que busca reducir el impacto de la movilidad y la sed de prestaciones que, a juzgar por la impecable presentación del producto, insinúan sensaciones de moto deportiva. No es subliminal si aparece un piloto embutido en mono de cuero rascando rodillera en curvas de circuito y haciendo quemadas de rueda con un inocente scooter urbano. Parece que Gogoro quiere ser el Tesla de los scooters.

gogoro-scooter-electric_sistema-traccion

Sobre el papel las especificaciones tienen los pies en la tierra, con un motor de 6,4 kW refrigerado por líquido capaz de llevar la moto hasta 50 km/h en poco más de 4 segundos, y suficiente para alcanzar 95 km/h. Un reductor planetario y una correa dentada secundaria se encargan de la transmisión. En cuanto a los cartuchos o baterías, no se han declarado datos eléctricos, sólo que están basados en celdas 18650 de Panasonic y permiten una autonomía de hasta 100 km; nada mal teniendo en cuenta que ambos cartuchos sólo añaden 18 Kg bajo el asiento del Gogoro, que alcanza 112 Kg en orden de marcha.

gogoro-teardown

Parece que la tecnología que propone Gogoro estaría orientada a sistemas de moto sharing como el de Motit, por detalles como el arranque sin llave por Bluetooth, y en menor medida a flotas de reparto, dado que no incorpora ni un simple portabultos. O quizá encuentre su nicho en el mercado local, ya que Taiwán respondería muy bien a este servicio en ciudades como Taipéi.

Fuente: Technologicvehicles

Te interesará también: