¿Has probado una NIU? Te cuento mi prueba

El primer chaval al que le compraron un ciclomotor en el instituto tuvo la culpa de que me aficionara a ir por la ciudad en scooter. Se la pedí, me la dejó, la probé y, con algunos rasguños, se lo devolví. Volví a casa pidiendo una igual para ir al instituto, luego a la facultad, a la oficina, salir…la ciudad está en la palma de tu mano cuando te mueves en moto. 

Y así es como después de tantos años yendo y viniendo en moto y, solo tras la breve pausa que te da la maternidad, he vuelto a la “movilidad de las dos ruedas” y a enamorarme de la scooter. Pero esta vez con una ventaja: conducir una moto eléctrica. 

Mi prueba de la Niu NGT ha llegado en el momento justo. Esos días que te levantas y cuando ves el termómetro a 27º de buena mañana, no quieres ni salir de casa. Hasta que recuerdas que irás en moto por la ciudad, disfrutando de la brisa que te da al ponerla a circular. 

Ha sido una experiencia super cómoda. La moto tiene muy buen repis (en su web ya lo dicen, que es gracias al motor BOSCH), sales siempre el primero en el semáforo, cosa que ‘mola’ y que hace que el resto de las scooters te miren sorprendidos. Frena muy bien. No tienes sustos. Disfrutas del silencio. Se te hace prehistórico escuchar esos motores que ensucian la ciudad tanto como el aire que respiramos. Y los acabados están súper pensados, tanto en el ‘exterior’, con una buena iluminación. Como en el ‘interior’, con las baterías bien optimizadas. 

Tiene tres tipos de conducción: E-save, Dynamic y Sport. La primera ya te la imaginas, para cuando sufres por llegar al cargador (la reserva de las gasolina). La Dynamic, con la que la he puesto hasta 71 km/h en carretera y la Sport a 87 km/h, en un pequeño tramo de autopista que me lleva a casa. El resultado ha sido muy bueno. No me pensaba que fuera tan rápida, tan ligera ni tan completa. 

En una semana solo la he tenido que cargar un día. El resto de trayectos no me suponen más de un 10% de la carga: de la oficina a casa y de casa a la oficina. Y el día que me doy una vuelta más larga pues a conectarla por la noche. En 3,5 horas está cargada, así que cualquier carga en la ciudad o en la oficina te vuelve a dar una semana de trayectos. ¡Con el modo de conducción e-save puedes tener hasta 170 km de autonomía! Puedes escoger extraer las baterías y cargarlas, o cargar directamente la moto en tu garaje. Para mi es mucho más fácil la segunda opción. Ventajas de las plantas bajas…

El panel de control es como la pantalla de un móvil, te dice hasta la hora. Además de la carga restante y tu velocidad. Puedes recargar el móvil en la moto y tiene hasta un bolsillo para llevarlo durante el trayecto. 

El diseño italiano tan chulo, hace inevitable que cuando te cruzas con otra NIU NGT te saludes y hasta te harías una foto si no fuera por lo peligroso de la acción, claro está. 

Así que de vuelta a casa, encantados de probarla durante una semana y que todos los amigos quisieran probarla y saber que tal va, nos disponemos a ver lo que vale y cómo pagarla. 

La moto cuesta unos 4.499€ (IVA incluido, antes de matricular), normal para una moto similar a una 125cc. Además si solicitas la ayuda del 750€ del Plan MOVES se te queda en 3.749€. Puedes ir a un concesionario de la marca, como https://www.motosbordoy.com/ y comprarte una después de probarla. También puedes financiarlo, con una entrada y una cuota mensual de unos 85€/mes durante 36 meses.  

Y hasta puedes comprarla por renting en https://renting.cooltra.com/es/es/flota/120-niu-ngt.html 

Así que te recomiendo para empezar que la pruebes, en cualquiera de los concesionarios que tiene en tu ciudad https://www.niu.com/es/niu-store-finder/  y después te pases a la movilidad limpia ¡si todavía no lo has hecho!

**La prueba de esta scooter eléctrica ha sido realizada por nuestra compañera Jou López. El texto también es suyo.**