Incentivos a la movilidad sostenible: el Plan MOVES

Con el objetivo de incentivar e impulsar la movilidad eficiente, os presentamos el Programa de Incentivos a la Movilidad Eficiente y Sostenible. También conocido como Plan MOVES, se trata de un programa de ayudas dirigido a incentivar la compra de vehículos sostenibles, instalar infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, desarrollar incentivos para implantar sistemas de alquiler, entre otros. El Gobierno decidió destinar 45 millones de euros de presupuesto a este plan para liderar la transición ecológica.

 

El presupuesto destinado por el Gobierno se repartirá entre las diversas Comunidades Autónomas en función de los habitantes residentes en sus localidades. Además, el Gobierno permite a cada comunidad decidir qué tanto por ciento del presupuesto que le corresponde destina a cada objetivo final. Serán las propias comunidades quienes gestionen el presupuesto, las convocatorias y el reparto de las ayudas entre los beneficiarios finales. Por tanto, es posible que en Andalucía se destine más presupuesto al incentivo de compra de vehículos sostenibles, mientras en Catalunya se destina a implantar sistemas de alquiler, por ejemplo.

el plan MOVES proporciona incentivos a la movilidad sostenible para favorecer la transición ecológica

 

Plazos del Plan MOVES

Los puntos de venta que se hayan sumado al programa previamente estarán habilitados para realizar las solicitudes. Éstas serán atendidas por orden de llegada y se deberá presentar la petición telemáticamente. En un plazo máximo de seis meses, la administración valora si la persona solicitante es apta para recibir dicha ayuda o no. Estos incentivos a la movilidad sostenible estarán disponibles a lo largo de este nuevo año 2020.

 

Vehículos que se benefician del programa

El Plan MOVES tiene el principal objetivo de proporcionar incentivos a la movilidad sostenible. Para ello, estos son los vehículos que pueden verse beneficiados por este plan de ayudas, entre los cuales quedarían excluídos los turismos GLP y de gas natural:

  • Los turismos eléctricos puros (BEV)
  • Los turismos de autonomía extendida (REEV)
  • Los híbridos enchufables (PHEV)
  • Los vehículos de células de combustible (FCV)
  • Las furgonetas N2 y N3 de gas licuado de petroleo, de gas natural comprimido, gas natural licuado y bifuel gasolina-gas.
  • Los camiones N2 y N3 de gas licuado de petroleo, de gas natural comprimido, gas natural licuado y bifuel gasolina-gas.
  • Las motocicletas eléctricas con mínimo de potencia de 3kW, batería de litio y un mínimo de autonomía de 70 km.

tabla de incentivos a la movilidad sostenible del plan moves

 

Distribución de las ayudas

Como bien hemos comentado anteriormente, el presupuesto de los incentivos a la movilidad eléctrica serán gestionados por cada comunidad según el criterio que vean conveniente. Pese a esto, desde el Gobierno se han marcado unos máximos y mínimos en la distribución de las ayudas.

 

Así pues, del presupuesto del Plan MOVES, entre un 20% y un 50% se destina a la adquisición de vehículos sostenibles. Entre un 30% y un 60% del presupuesto se desarrolla la implantación de infraestructuras de recarga. Y por último, entre un 5% y un 20% se destina a la creación de sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas. 

 

De estos últimos siempre destacamos el motosharing, pues es el más común y existen más compañías que compiten entre ellas. Con estos incentivos a la movilidad sostenible, se espera mejorar los sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas, que no suelen tener tanto apoyo.

 

Últimos días y visión global

Apuntábamos al principio del artículo que el plan de incentivos a la movilidad eléctrica estará vigente hasta el 31 de diciembre de este año. Así pues, quedan pocos días para su finalización. Si somos capaces de ver esta situación con perspectiva, observaremos que todo forma parte de un plan para llevar a cabo la transición ecológica.

 

Estas ayudas vienen acompañadas de la implantación de Zonas de Bajas Emisiones en las dos ciudades más importantes del país, Madrid (desde noviembre de 2018) y Barcelona (desde este año 2020). Aunque tampoco debemos olvidar que existen más ciudades europeas que han apostado por la restricción de vehículos contaminantes, como París o Londres. Veremos si próximamente más capitales del Estado se suman a esta iniciativa sostenible. Lo que está claro es que, paso a paso, cada vez estamos más cerca de ese futuro sostenible que hace poco nos parecía una utopía.