La Energica Ego conquista corazones en EE.UU.

Veni, vidi, vici. Si las motos eléctricas pudiesen hablar, eso es lo que la Energica Ego se diría a sí misma en el camino de vuelta a su lugar de nacimiento, Italia. El tour “Where is my Ego” ha llevado varias motos a las costas estadounidenses, junto con algunos representantes de la compañía, atravesando el país y haciendo paradas promocionales en las zonas de San Francisco, Los Angeles y Nueva York. Los corazones de prácticamente todos los periodistas del motor, probadores profesionales que se pusieron a los mandos de la máquina italiana, fueron conquistados en el proceso.

La retahíla de artículos y videos que ha generado la gira norteamericana expresan buena parte de lo que esperábamos oír, dado que los primeros prototipos que salieron el año pasado ya prometían muchísimo. Aunque ha sufrido numerosas mejoras, el producto final se mantiene fiel al concepto y no hace más que reforzar lo que ya se intuía. A la gente le gusta el tacto del acelerador, la instrumentación digital, la experiencia de conducción y la manejabilidad.

Energica Ego electric motorcycle

Sensaciones al margen, cuando se trata de números la Energica tiene un enorme Ego. Es más que un juego de palabras, ya que su motor de 100 kW te catapulta hasta 100 km/h en apenas tres segundos, desde parado. Unos soberbios 195 Nm de par motor tienen mucho que ver en este resultado, que continúa incrementando la velocidad a placer del piloto hasta un máximo de 240 km/h. Por su parte, la energía se almacena en un pack de iones de litio con 11,7 kWh de capacidad.

La Ego tiene genes de competición, si tenemos en cuenta que la marca es propiedad de CRP, fabricante de motos de carreras con cierta trayectoria y reputación. Otro aspecto único de la Energica Ego es que muchas de sus piezas están fabricadas mediante impresión 3D. Una técnica constructiva todavía poco frecuente en este tipo de producto, que arrastra una larga tradición metalúrgica. ¿Una moto eléctrica y de plástico? En una palabra: sí.

Claro que el precio de pilotar hoy, una moto revolucionaria que servirá de inspiración para lo que vendrá mañana, no es precisamente asequible. Nada menos que 25.800€ para el modelo básico y la friolera de 51.600€ para la edición especial “Ego 45”, de la que se entiende, sólo se fabricarán 45 unidades.

 

Te interesará también: