Silence abre su primer establecimiento de intercambio de baterías

Silence, el fabricante de motos eléctricas líder de ventas en España, ha inaugurado en Barcelona su primer establecimiento de intercambio de baterías eléctricas. Un espacio en el que su nuevo modelo la S01, especialmente diseñado para el conductor particular, es el absoluto protagonista. Silence pretende alcanzar las 7.000 unidades producidas de este modelo para finales de este año y 30.000 millones de facturación.  

Primer espacio de estas características

Se trata del primer Flagship Store oficial de la marca catalana. Según Carlos Sotelo, el CEO y fundador de Silence, el objetivo de este establecimiento innovador es, “terminar con las barreras de los puntos de carga”. Precisamente para facilitar a sus clientes el proceso de carga de sus motos eléctricas, Silence ha creado este espacio. Aquí los propietarios de una S01 podrán intercambiar las baterías gastadas de sus motos eléctricas por otras cargadas al 100% cada vez que lo necesiten.

Una app para todo

Gracias a la avanzada tecnología que ha puesto en marcha Silence en su aplicación móvil el cliente podrá conocer diversos datos muy útiles sobre su scooter eléctrica. Desde su ubicación o el estado de la batería a la localización del lugar en donde se encuentra la batería cargada más cercada.

Una tecnología que es posible gracias a la conectividad que Silence integra en todas sus motos y que incluso permite arrancar la scooter sin necesidad de llave a través de la aplicación.  

Silence pretende ir más allá junto a su socio Repsol. Este concepto de intercambiador de baterías se va a extender a los distintos puntos de venta que la gasolinera tiene repartidas por la ciudad. A este tipo de servicio podrán acceder también las scooters eléctricas de flota.

Renting de baterías

Otra nueva modalidad de servicio que pronto sacará adelante Silence va a ser la posibilidad de comprar la scooter eléctrica pero hacer un contrato de renting de la batería. Esto va a permitir al conductor rebajar el coste inicial del vehículo pero también tener siempre disponible una batería cargada localizable a través de la App. Este es aún un proyecto piloto que se pondrá en funcionamiento en breve en Barcelona.